Buscar
  • Invernaideas

Elecciones y Nueva Normalidad


Por Invernaideas


En 2021 los mexicanos tendremos unas elecciones sui generis por la pandemia. El proceso ya inició y se renovarán 15 gubernaturas, elegiremos a 500 diputados federales y 3,026 cargos locales. Serán las elecciones más grandes en la historia del país.


A pesar de ello, la pandemia ha implicado que el modelo de elecciones y la participación de los ciudadanos se realicen en condiciones distintas. ¿Cuáles serán las medidas que tomará el INE y los institutos locales para garantizar la seguridad sanitaria de los candidatos y los ciudadanos?, ¿qué novedades nos ofrecerán los partidos políticos para proteger a sus candidatos y simpatizantes?, ¿cuál será el comportamiento de los ciudadanos ante el llamado a las urnas en unas elecciones?


La nueva normalidad electoral


Además de las elecciones de 2021, también habrá en octubre de este año. Las campañas locales ya iniciaron en Hidalgo y Coahuila. Ambas jornadas servirán de laboratorio para los comicios del próximo año.


Luego de retrasarse 3 meses por el COVID-19, el proceso electoral se reanudó. En Hidalgo se renovarán los 84 ayuntamientos. En Coahuila se elegirán 25 diputados: 19 de mayoría relativa y seis de representación proporcional.


En esta ocasión, las acciones de los candidatos deberán apegarse a estrictas normas de sanidad. Las actividades proselitistas se deben realizar de acuerdo con los protocolos locales de salud implementados, y deben respetar el semáforo epidemiológico. Por ejemplo, los mítines no deben concentrar más de 50 personas y se debe evitar la entrega de propaganda electoral que implique contacto físico.


Cambios en las campañas tradicionales por la pandemia


Si la nueva normalidad está asociada a la seguridad personal, ¿qué va a pasar en adelante con todas las actividades masivas que ocurren en las campañas electorales?


A parte del trabajo de oficina, la política también tiene otra dimensión de trabajo en la calle, que implica más contacto con la gente y más riesgo de contagios. Esta dimensión se acrecenta en tiempos electorales.


Antes de la pandemia, las campañas locales implicaban estar en contacto directo con las personas, convocar a la militancia a un congreso nacional o llamar a los simpatizantes a los mítines. También había que tocar la puerta de cada casa en un distrito electoral, movilizar a los ciudadanos el día de la jornada electoral o celebrar un triunfo electoral en una plaza pública. Todo eso hoy está en entredicho.


Ahora, todo mundo busca su seguridad y evita estar con el extraño. ¿Cómo los candidatos harán mítines y tocarán puertas o festejarán un triunfo sin reconocer que aumenta las posibilidades de contagio para sí y su familia? ¿Cómo harán labor de proselitismo bajo las condiciones de la nueva normalidad?


Hacia dónde vamos con las elecciones


Habrá que esperar la experiencia en las elecciones que ocurrirán este año, tanto en Hidalgo y Coahuila como en Estados Unidos. Nos permitirán aprender qué novedades ofrecen para aplicarlas en diferentes contextos locales.


En definitiva, la búsqueda de la seguridad marcará las rutinas colectivas. Sea que se busque alcanzarla o garantizarla en un mundo errático. Es el drama de nuestro tiempo. Nos falta mucho por ver el desempeño de las instituciones que fueron diseñadas para una normalidad que difícilmente volverá y habrá que acostumbrarse a la nueva.


6 vistas

Suscríbete a nuestro boletín 

Contacto 

56 2166 1880

¡Contamos historias emocionantes

para cambiar el mundo!

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram